BASE PINSA ROMANA "Il Contrabbandiere"

2,37 € 2.37 EUR

1,82 €

Añadir al carro
El guanciale es un embutido con características únicas que proviene de las carrilleras del cerdo. Es un producto versátil, con un sabor fuerte y una textura más delicada que la de otros productos porcinos, como la panceta.
Un ingrediente indispensable para algunos platos tradicionales, aunque también funciona a la perfección como aperitivo.

_____________

La Pinsa Romana es el renacer de una tradición milenaria. Esta masa de forma oval, destaca por el crujiente de sus bordes y lo suave de su interior. Ligera y de fácil digestión es una opción ideal para aquellos que desean redescubrir los sabores tradicionales de la antigua cocina mediterránea.


La Pinsa Romana es un plato inspirado en la Focaccia de Cereales, un tipo de pan plano que se consumía cotidianamente en el antiguo Imperio Romano. Esta receta irrumpe en la escena gastronómica italiana a principios de los años 2000, principalmente en Roma y desde entonces ha enamorado a más de un paladar. La pinsa destaca por lograr unir dos texturas codiciadas, siendo crujiente por fuera y suave por dentro.

Aunque algunos pueden confundirla con su prima la pizza, existen varias diferencias. Por un lado, su forma es ovalada y se prepara con una mezcla de harinas de distintos cereales y legumbres como el trigo, la soja y el arroz. Además, lleva un proceso de fermentación de 72 horas que la hace más ligera y, por lo tanto, de fácil digestión.

Anímate a probar este producto tradicional, que ha vuelto desde el pasado dispuesto a sorprendernos. 



    FICHA TÉCNICA

  • 2 unidades.

  • Harina de trigo blando 00, harina de soja, harina de arroz, agua, sal, masa de trigo agrio. Refrigerada.

  • Hornear 5 minutos a 250 / 300 grados centígrados